Centro de Salud del MINSA en Jesús María huele a excremento

Una información llegada a nuestra redacción, vía whatsapp, nos alarmó, no solo porque se trataba de una denuncia, en contra del Centro de Salud del MINSA ubicado en Jesús María, sino fundamentalmente, porque en dicho local, no siguen los protocolos sanitarios anticovid-19, para que los pacientes ingresen a dicho lugar, sino también porque tienen un local contaminado con los olores fétidos que emanan, de los buzones de desagüe deteriorados.

Ante esta información, decidimos acudir para verificar, ya que las imágenes llegadas al whatsapp de Léeme.PE no transmiten olores o aromas y pudimos comprobar, lo que refería, Elías Chiang, un vecino que acudió a atenderse en dicho Centro de Salud.

El olor era tan nauseabundo, que fue imposible permanecer mucho tiempo, cerca de dicho lugar y más si tenemos en cuenta que el día de ayer, salió un poco de sol.

¿Cómo hace el personal del MINSA para soportar estos olores fétidos?

También pudimos comprobar, que, en dicho Centro de Salud, no te piden Carnet de Vacunación, ni tampoco siguen ningún tipo de protocolo sanitario, para que te permitan ingresar.

Léeme.Pe pudo ingresar al mencionado lugar, como Pedro por su casa y así lo dicen las imágenes.

Director dice que ha gastado de su plata

En su momento abordamos a, Fernando Carpio Bazán, director de dicho lugar y nos contestó que él ya habría solicitado a su oficina principal (DIRIS) que arreglen el problema, pero hasta el momento no le habrían dado solución.

Cuando se le preguntó sobre los protocolos de atención, para poder ingresar a dicho lugar, nos repreguntó sobre el tema, indicando si sabía que habían levantado los protocolos.

Esto nos pareció descabellado, ya que quién debería saber muy bien sobre este tema, era Carpio Bazán; no nosotros.

“Tengo 5 meses pidiendo. Yo, la verdad, me deben como S/. 3 mil soles en el CETPRO (…) más bien estamos en conversación con la Municipalidad, porque ellos nos brindan más apoyo que el ministerio.

Asimismo, nos pudimos percatar, del techo de un toldo interno, que está por caerse, entre otras cosas.

Por otra, parte según pudimos observar y también según una fuente, el problema del desagüe no sería reciente y necesita con urgencia, no solo recambio de todas las tuberías, sino demoler todo y construir un nuevo Centro de Salud, para que puedan atender mejor y los pacientes, no corran ningún riesgo.

¿por qué no se han quejado los pacientes antes?

Preguntado sobre este tema a varias personas, que no quisieron declarar públicamente, manifestaron que no lo hacen, por evitar represalias en contra de ellos, pues se atienden cotidianamente en dicho lugar.

Audberto, el ex subprefecto que puso su cuota

Luego de verificar y exponer lo mencionado líneas arriba, fuimos a la vivienda del exsubprefecto, Audberto Molares Casorla, una persona que cuando estuvo en el cargo, procuró el bienestar de sus vecinos y nos dijo que hace tres años aproximadamente, habrían destinado un presupuesto para los arreglos de dicho local.

Según lo que pudimos observar, al parecer, el dinero se gastó en el Drywall, ya que antes los consultorios eran de tripley, pero lamentablemente, no habrían tocado el sistema de desagüe. Si no, no se entiende lo que viene ocurriendo.

También contó Morales Casorla, que él recibió información cuando estuvo como subprefecto, que hace muchos años atrás, hubo la intención de remodelarlo y hasta hubo un dinero para ello, pero como no alcanzó para el total de la obra, al final, habría ido a parar a otro proyecto.

“Jesús María, por estar en nuestro distrito el Ministerio de Salud, debería tener un Policlínico de primera. Además, podría atender al distrito más cercano que es Pueblo Libre, acotó Morales Casorla.

A su turno, conversamos con un joven jesúsmariano, quién indicó que estaba desde las 7 a.m. esperando, ya era casi las 12 del mediodía y recién estaban atendiendo a su pareja.

Otra persona, también indicó que no se seguían los protocolos sanitarios y que esto ocurría cotidianamente.

Personal de Imagen fotografiaba para publicitar al MINSA

Lo más insólito, que sucedió en ese momento, era que mientras el personal del MINSA fotografiaba, a una supuesta familia, para lanzar sus publicidades en las redes sociales sobre temas de concientización, por el otro, un olor fétido salía de dicho lugar, infestando a todo aquél que deseaba cruzar el umbral del último pasaje de dicho lugar.

Quizá la mascarilla, impedía que muchos, al estar cerca de la puerta, no perciban el olor que emanaba en el centro de dicho local.

Municipalidad de Jesús María, no fiscaliza

Por último, según hemos podido observar, si cualquier empresa que deseara operar de la forma en que lo hace el Centro Médico del MINSA, no pasaría las observaciones de Defensa Civil y por supuesto, si el área de Fiscalización de la Municipalidad de Jesús María, hiciera su trabajo correctamente, ya habrían detectado lo que viene ocurriendo.

NOTICIA RELACIONADA: Carnet de vacunación: continúa siendo obligatorio mostrarlo en centros comerciales y bancos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *