La «Gestión indiferente», en un caos

Editorial: Javier Yoplac

Si bien, desde fuera de la Municipalidad de Pueblo Libre y como un simple observador, vemos, a una gestión municipal indiferente al vecino, la mirada hacia dentro de dicha entidad, en este momento podemos decir; que es un caos.

Sucede que a, la alcaldesa Mónica Tello no se le habría ocurrido una mejor idea, que poner a todos o casi todas las gerencias y subgerencias; con un pie en la calle.

Si bien, desde Pueblo Libre Tve, sugerimos que sería muy conveniente que la alcaldesa realice un recambio de funcionarios, la manera en que lo viene haciendo; no es lo más conveniente para su gestión y menos para el distrito.

Esta forma de actuar, no solo habla de su poca o nula capacidad para administrar al personal municipal, sino también, los recursos económicos de dicha entidad, ya que a pesar de que el 2023 el área de Rentas, en un hecho histórico para Pueblo Libre, recaudó al cierre de año más de S/. 56 millones de soles, versus los S/. 44 millones del 2022. Este diferencial de S/. 12 millones de soles, no se ve en obras tangibles para el distrito.

Los gerentes a quiénes se les habría pedido sus renuncias la semana pasada, son los de, Gerencia Municipal, Gerencia de Administración, Gerencia de Imagen, Subgerencia de Contabilidad, Subgerencia de Obras Privadas, Subgerencia de Obras Públicas y Subgerencia de Deportes. Esta semana saldrían otros más.

En total la MPL tiene 15 gerentes, 14 subgerencias y una jefatura que pertenece a la OCI. Todo esto sin contar los asesores que no sabemos a la fecha cuántos son. Lo que si sabemos, es sobre el asesor, Pedro Morales, quién durante todo el 2023, ha protagonizado diversos incidentes con los vecinos, hasta conmigo mismo durante las Sesiones de Concejo.

¿Qué es necesario un recambio de gerentes y subgerentes?

Claro que si, y por eso reitero, hice mis recomendaciones. Uno de ellos, el de la Subgerencia de Participación Vecinal, creemos que debe ser recompuesta casi en su totalidad; partiendo desde dicha gerencia a cargo de Jack Muñiz Barrera y del Gestor; Jorge Luis Casaverde. Un cargo, que a veces parece creado específicamente para este último. En cuanto al primero, un señor, muy cuestionado por los vecinos, por las sospechosas firmas que consiguió para la solicitud de modificación del cambio de zonificación del predio de El Comercio, así como el de IPAE que estuvo a cargo del anterior subgerente de la misma área.

Pero también tengo que decir, que si bien sugerimos el cambio de gerencias y subgerencias, es porque pensamos que de esta manera, la alcaldesa Mónica Tello podría tener este 2024 un mejor acercamiento con sus regidores y un mejor manejo de los recursos públicos, pero lamentablemente, creemos que no va a suceder así; por la calidad de funcionarios, algunos de ellos sancionados y otros sumamente cuestionados; que reemplazarían a los que se van.

Con todo, parece que, Pedro Morales ha perdido fuerza ante su jefa y ahora la que estaría consiguiendo los nuevos funcionarios, sería nada menos que, Yesabell Ostos Rojas, la Secretaria Municipal. La misma que a veces en las Sesiones de Concejo, parece querer adormecer a los regidores con sus largas argumentaciones. Dicho sea de paso, según hemos podido ver; habla más que la alcaldesa y los propios regidores.

Todos estos problemas que se generan por una mala gestión Edil, traerá un atraso para Pueblo Libre, porque las obras se paralizarán o demorarán más de lo previsto.

Hay que tener en cuenta también, que un gerente o subgerente, mínimo necesita un mes para que se empape de los temas pendientes y otro mes más para que segmente y prioricé lo que hay que hacer. Saquen su cuenta, quién pierde con todos estos cambios bruscos.

Ante la ignorancia atrevida de la alcaldesa, nos preguntamos, si este 2024, ella caerá redondita en las manos de Ostos Rojas o se instruirá mejor, para saber dilucidar sobre la problemática municipal y sea ella quién en verdad lidere las Sesiones de Concejo.

Otro tema, que le sacará canas verdes a la burgomaestre, es una denuncia que viene preparando, su ex esposo Flavio Beteta, por el cobro de un supuesto préstamo para su campaña que no habría sido devuelta; que ascendería a la suma de un millón de soles.

Según la Carta Notarial bastante dura y sentida que envió Beteta a la alcaldesa, dijo sentirse estafado al igual que otros vecinos de Pueblo Libre, que confiaron en ella y le habrían dado dinero para sus campañas electorales pasadas.

Así como vamos, nuestro distrito de Pueblo Libre, parece que seguirá en caída libre, como lo viene haciendo desde hace más de 30 años. Todo esto lamentablemente, porque no ha sabido elegir a su alcalde y también porque los propios partidos políticos no han elegido bien a sus mejores cuadros.

Preveo que vendrán meses duros para Pueblo Libre y nuestra «Gestión Indiferente» a pesar que este 2024 que recién empieza, ingresarían muchos millones a las arcas municipales producto de los premios y/o incentivos del MEF.

Todo este panorama sombrío e incierto, nos hace preguntarnos también, si este nuevo grupo de funcionarios y/o el nuevo gerente municipal, sabrá optimizar mejor los recursos municipales.

Esperemos por otra parte, que el Concejo Municipal, logre modificar el Reglamento de Organización y Funciones de la MPL, así como el Reglamento Interno del Concejo, para que de esta manera puedan realizar mejor su labor fiscalizadora.

Leer más:

2 thoughts on “La «Gestión indiferente», en un caos

  1. Creo que está página se dedica a hacer malos comentarios sobre los funcionarios, y eso sí daña un Distrito, personas que solo buscan su beneficio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *